Chistes malos niños: 41 chistes malos muy cortos que van a hacer reír a todos los niños

Chistes malos niños: 41 chistes malos muy cortos que van a hacer reír a todos los niños

41 chistes malos muy cortos que van a hacer reír a todos los niños

Malos son un rato, pero divertidos más. ¿Quieres leer unos cuantos chistes malos cortos para hacer reír a los niños? A los niños y también a los padres, ya verás que la lista que aquí hemos preparado hace las delicias de toda la familia. Puedes incluso anotar en un papel unos pocos e invitar a tus hijos a que sean ellos quienes los cuenten. Jajaja, ¡risas aseguradas! ¿Cuál es vuestro chiste favorito?

El otro día me dijo mi hijo:
— Mamá, a ver si haces algo que me haga reír. Y yo le dije:
— Está bien, te contaré un chiste.

¿Qué chiste le conté? Pues el primero que me vino a la cabeza: iban dos de paseo y se cae el del medio. Mi hijo se rio pero yo creo que por lo absurdo que era. El caso es que vi una oportunidad ideal para ponerme a rescatar otros tantos chistes y guardármelos en la manga para otra ocasión.

Los chistes que aquí vas a leer son, de tan simples y tontos, un tanto malos. ¡He aquí donde radica su gracia! En que no te los esperas de los simplones que son. ¡Te van a encantar!

[Leer +: Chistes malos de animales para niños]

¡Empezamos! ¿Estáis preparados para reír sin parar?

1. ¿Por qué llora un libro de matemáticas?

¡Porque tiene muchos problemas!

 

2. ¿Qué está al final de todo?

¡La letra o!

 

3. ¿Por qué el profe de música tiene una escalera?

¡Para poder llegar a las notas más altas!

 

4. ¿Cuál es el baile favorito del tomate?

¡La salsa!

 

5. ¿Qué le dice un pez a otro?

¡Nada!

 

6. ¿Cuál es el colmo de un futbolista?

¡Que le hagan la pelota!

 

7. ¿Tienen libros sobre el cansancio?

Sí, pero ahora mismo no hay, ¡están todos agotados!

 

8. ¿Qué le dice un gusano a otro?

Me voy a dar la vuelta a la manzana.

 

9. ¿Qué le dice una iguana a su hermana gemela?

Somos iguanitas

 

10. ¿Cuál es el colmo del electricista?

¡Que su mujer se llame Luz!

 

11. ¿Cómo se dice pañuelo en japonés?

Sacamoko

 

12. ¿Cuál es el colmo de un farmacéutico?

¡Que su mujer se llame Remedios!

 

13. Profesora, ¿qué quiere decir ‘why’?

¿Por qué?

Por saberlo

 

 

14. Un hombre entra en un bar de pinchos

y dice:¡¡Ayyyyy!!

 

15. ¿Cuál es la fruta más divertida?

¡La naranjajajajaja!

 

16. ¿Cuál es el pez que huele mucho?

¡Peztoso!

 

17. Papá, ¿hay gelatina?

Pues que yo sepa nada más que existe la ‘i latina’ y la ‘y griega’.

 

18. Pedro, ¿qué harías tú si te estuvieras ahogando en alta mar?

¡Llorar para desahogarme!

 

19. ¿Qué le dice un semáforo a otro?

¡No me mires que me estoy cambiando!

 

20. ¿Qué le dice una pared a otra?

¡Nos vemos en la esquina!

 

21. ¿Sabes cómo se queda un mago después de comer?

Magordito

 

22. Papá, ¿cómo se dice perro en inglés?

Dog.

¿Y veterinario?

Pues Dog-tor.

 

23. ¿Qué le dijo una pulga a otra pulga?

¿Vamos a pie o esperamos al perro?

 

24. Alberto, ¿qué planeta va después de Marte?

Miércoles

 

25. Pepe, si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas.

¿Qué tengo?

¡Unas manos enormes, profe!

 

26. ¡Mamá, he sacado un 10!

¿En serio? ¿En qué materias?

Un 3 en matemáticas, un 2 en sociales, un 3 en inglés y un 2 en geografía.

 

27. La M con la A suena MA, ¿y si le pones una tilde?

¡Matilde!

 

28. ¿Cuál es la montaña más limpia?

El volcán. Porque primero echa cenizas y después, lava

 

29. ¿Qué le dice un pollito a su enemigo?

¡Caldito seas!

 

30. ¿Cómo se dice guardia civil en holandés?

Vandeverde

 

31. Érase una vez un chiste tan malo tan malo que pegaba a los otros chistes

 

32. ¿Por qué las vacas viajan a Nueva York?

Para ver los muuuusicales.

 

33. ¿Está Agustín?

No, estoy incomodín

 

34. ¿De dónde vienen los hamster?

De Hamsterdam

 

35. Doctor, tengo todo el cuerpo cubierto de pelo. ¿Qué padezco?

Padece uzted un ozito.

 

36. Había una vez un hombre tan pequeño tan pequeño

que se subió encima de una canica

y dijo:¡El mundo es mío!

 

37. ¿Cuál es el colmo de un peluquero?

¡Perder el autobús por los pelos!

 

38. ¡Qué estrés!

Dos más uno.

 

39. ¿Cuál es el colmo de un libro?

¡Que en otoño se le caigan las hojas!

 

40. ¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cinco años?

¿Ah sí?

¡Qué lejos debe de estar ya!

 

41. ¿Sabes qué le dice un jaguar a otro?

Jaguar you?

 

La risa tiene un papel fundamental dentro de la familia. Tal y como se señala en el informe ‘Los niños fuera de peligro y las familias saludables’ del Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno de Estados Unidos, las familias consolidadas se valen de las risas y del humor para reducir el estrés; siempre riéndose juntos y no de los otros.

Los niños tienen que reír todos los días, a cada rato diría yo, ¿por qué? ¡Pues porque es una señal de que están felices! Los chistes, las gracias y los guiños, las anécdotas divertidas, las cosquillas y cualquier cosa que tenga que ver con el buen humor es fundamental para tus hijos o hijas. La razón te la cuento ahora mismo en estos beneficios de las risas para los pequeños de la casa.

Fomenta la creatividad
Oír, recitar e inventar chistes es un pasatiempo muy divertido además de una forma excelente para mejorar la creatividad.

Forjan un carácter más alegre y amable
Los adultos que no han dejado de ser niños del todo, es decir, que conservan el buen humor de la infancia, es porque siguen siendo fans de los chistes. Son de gran ayuda para lograr un carácter alegre y amable.

Incrementa la inteligencia, el ingenio y la concentración
El hecho de contar chistes o hacer bromas hace que la mente se vuelva más ingeniosa. A su vez, se fomenta la inteligencia, la concentración y se adquiere un vocabulario más rico.

Contar chistes favorece la resiliencia
Un niño con sentido del humor es un niño, y el día de mañana un adulto, que sabe cómo sobreponerse a situaciones adversas, además, toleran mejor la frustración y no se dejan llevar tanto por el mal humor y las rabietas.

[Leer +: Chistes de toc toc para niños]

¿Qué más podemos hacer para fomentar el buen humor en el hogar? Pues, además de los chistes que acabamos de contar…

Haz alarde del buen humor en cualquier momento del día, por ejemplo, sorprende a los niños con unas cosquillas improvisadas.

— Enseña a los pequeños que reírse de los propios errores es divertido.

— Organiza en casa sesiones de humor en la que cada uno tenga que hacer algo para sacar una sonrisa al resto.

— Procura hablar siempre en positivo y deja la palabra ‘no’ para las cosas que en verdad la necesitan como, por ejemplo, no se cruza la calle solos.

— Haz ver a tus hijos que una sonrisa vale mucho y que siempre hay un motivo para sonreír.

— Muestra a tus hijos con el ejemplo que el buen humor puede formar parte de nuestro día a día si así lo queremos.

— Coloca post it por la casa con caras contentas, sonrisas, colorines y cosas por el estilo. Los niños pueden hacer las suyas y ponerlas también donde más les guste.

— Por último, explícales que el buen humor se contagia, ¿no es maravilloso?

¡Esperamos haberte alegrado el día con esta tanda de chistes malos!

Puedes leer más artículos similares a 41 chistes malos muy cortos que van a hacer reír a todos los niños, en la categoría de Chistes en Guiainfantil. com.

29 chistes malos y cortos de animales para reírnos con los niños

Los chistes de animales para niños que aquí vas a ver, de tan malos que son, harán reír a tus hijos una y otra vez. Y es que, cuando se trata de contar chistes cortos, importa más hacer alarde de buen humor que cualquier otra cosa. ¿Te apetece una de chistes malos de animales? Son obvios, pero muy que muy graciosos. ¡La sesión de risoterapia en familia está a punto de comenzar!

Cuando un niño se ríe (ya sea con un chiste, una broma, algo divertido que le ha ocurrido…) algo cambia en su cerebro. Se activan las endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad. A su vez, la risa y el buen humor tienen el gran poder de limitar la producción de la hormona cortisol, esta es lo contrario de la primera, es decir, es la que hace que estemos estresados, nerviosos y con mal humor.

Pero la cosa no se queda solo aquí, una simple carcajada espontánea y el cerebro hace que la dopamina se libere que, por si no lo sabías, tiene un gran peso en funciones cerebrales como el aprendizaje, la memoria, la motivación y la agilidad mental.

¿Todo eso por contar chistes? Sí, eso y también esto otro: nos divertimos, en familia, que es lo mejor que hay, nos los pasamos en grande, creamos vínculos con los nuestros, dejamos de lado el aburrimiento y nos demostramos a nosotros mismos que a la vida hay que ponerle un poco de sentido del humor. ¿Preparada para la tanda de chistes malos, pero que muy malos, de animales?

Y llegados a este punto, te estarás preguntando… ¿y qué chistes cortos puede contar a los niños? ¡Aquí encontrarás una selección de chistes que se refieren a los animales! Se convertirán en los favoritos de tus hijos.

1. ¿Qué le dice un gusano a otro gusano?

¡Me voy a dar una vuelta a la manzana!

 

2. ¿Cómo puedes saber si hay un elefante debajo de tu cama?

Porque estarías tocando el techo con tu nariz.

 

3. ¿Cuál es el pez que huele mucho?

¡El Peztoso!

 

4. ¿Qué le dice un jaguar a otro jaguar?

How are you? 

 

5. ¿Qué hace un perro con un taladro?

Ta-ladrando.

 

6. Las ovejas están jugando al fútbol y una de ellas lanza

el balón muy lejos. Le dice a otra oveja:

— Beeeeeeee…

Y la otra responde:

— Beeeee tú.

 

7. Entra un hombre a una pajarería y pregunta:

— ¿De qué raza es el loro?

Y el dueño le contesta.

— Lo ignoro.

Y el hombre le dicen:

— ¡Qué loignorito tan bonito!

 

8. Un erizo iba en el desierto y ve un cactos y le dice:

— ¡Mamá!

 

9. Esto es un perro que se llama ‘Chiste’.

Se marchó el perro y se acabó el chiste.

 

10. Un pollito dice:

— Pío, pío, pío, pío.

El otro responde:

— Pao, pao, pao, pao.

Y el primero dice:

— ¡Ay! Me voy, cambiaste la conversación.

 

11. Un pez le dice al otro:

— ¿Qué hace tu papá?

Y el otro le contesta.

— Nada. ¿Y el tuyo?

— Nada también.

 

Divertidos son un rato, malos también. De hecho, de ser tan simplones y al estar protagonizados por animales, ten por seguro que a tus niños les van a encantar. Como juego y también como reto, podemos contar estos chistes en casa uno detrás de otro, podemos decir a los pequeños que los cuenten ellos también y podemos incluso inventarnos uno en el que haya al menos dos animales.

¿Y si nos grabamos en vídeo contando el chiste, se lo mandamos a los amigos y les decimos que hagan lo mismo? Igual somos nosotros en esta ocasión los que creamos el challenge viral de moda. ¡Nunca se sabe!

 

12. Una serpiente le pregunta a su madre:

— Mamá, ¿somos venenosas?

Su madre le contesta:

— ¿Por qué quieres saber eso?

La serpiente joven le responde:

— ¡Porque me mordí la lengua!

 

13. Una iguana se encuentra con otra y le dice:

— Hola, ¿cómo te llamas?

— Iguana, ¿y tú?

— Iguanita que tú.  

 

14. ¿Cuál es la canción favorita de un perezoso?

¡Despacito! 

 

15. ¿Cuándo un oso dice oink?

Cuando está aprendiendo un nuevo idioma.

 

16. Van dos pulgas al cine y una pregunta:

— ¿Vamos andando o cogemos el perro?

 

17. ¿Cuál es el insecto que tiene los pies en la cabeza?

El piojo.

 

18. ¿Qué hace una abeja en un gimnasio?

Zumba.

 

19. ¿Por qué a los osos no les gusta la comida rápida?

Porque no pueden atraparla.

 

20. — Mi perro es extraordinario: Cuando quiere

baila estilo hawaino, cuando quiere me recoge las

zapatillas y me las trae y cuando quiere canta como los ángeles.

— ¿En serio?

— Sí, lo malo es que nunca quiere.

 

21. ¿Qué hacen los osos para reírse?

¡Se cuentan chistes sobre personas!

 

22. Érase una vez un oso que se llamaba

Pegamento. Se cayó y se la pegó.  

 

23. ¿Qué hacen dos pollitos cerca de

un restaurante de pollo asado?

Ver una película de terror.

 

24. ¿Por qué los peces no juegan al fútbol?

Porque les dan miedo las redes 

 

25. — Oye, ¿cómo se escribe oveja?

— Como suena.

— ¿Cómo? ¿Beeeee…?  

 

26. — Camarero, hay una mosca en mi sopa.

— Tranquilo, que la araña que hay en el

pan se la comerá pronto.

 

27. Un ratón le dice a una rata:

— ¿Qué haces ahí sentada?

— Estoy esperando un ratito.

 

28. — No sé si conseguiré enamorar a esa chica…

— ¿Tienes vacas y ovejas?

— Sí.

— Pues ya tienes mucho ganado.

 

29. ¿Qué hace una vaca pensando?

¡Hace leche concentrada!

 

¡Ja, ja, ja! ¡Qué divertido es contar chistes con los niños!

Puedes leer más artículos similares a 29 chistes malos y cortos de animales para reírnos con los niños, en la categoría de Chistes en Guiainfantil.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *